CONTRATACION Y COMERCIO INTERNACIONAL ¿CUANDO NECESITAMOS FORMALIZAR NUESTROS ACUERDOS COMERCIALES?

Cuando se produce simultaneidad entre el acuerdo y la ejecución de dicho acuerdo, es decir hay un cumplimiento inmediato de las respectivas prestaciones, los contratos formales no son en principio tan necesarios. Este sería el caso p.e. en que se intercambia en el mismo momento la mercancía y el precio en una venta.

Los contratos formales adquieren importancia cuando entre el acuerdo y el cumplimiento por las partes, pasa un periodo de tiempo. Pues existe incertidumbre de cuál será finalmente la actuación  de la otra parte, especialmente en el caso que cambien las circunstancia o aparezca alguna eventualidad no prevista.

Es frecuente que, si cambian las circunstancias, se produzcan desacuerdos y estos desacuerdos pueden llevar a una ruptura contractual ya que las partes no saben cómo interpretar el contrato a la luz de las nuevas circunstancias.

Cuando esto ocurre la parte perjudicada acudirá a un tercero externo, un juez, que intentará resolver el conflicto teniendo en cuenta exclusivamente  su perspectiva cultural y el conjunto de valores de carácter político, social y económico propios de la sociedad o comunidad en la que ejerce, supliendo la falta de previsiones contractuales y las lagunas legales con principios y costumbres que son propios de dicha cultura y jurisdicción.

Por tanto en comercio internacional, es aún más importante disponer de contratos formales, con previsiones expresas, evitando así quedar a merced, no sólo de una legislación extranjera, sino también de la aplicación de principios e interpretaciones que el juez pueda hacer en base exclusivamente a su perspectiva cultural.

Disponiendo de contratos escritos las partes pueden prever aquellas eventualidades que son más críticas para ellos o que puedan tener más impacto en su negocio, así como sus consecuencias, facilitando la interpretación por las partes y los tribunales, y ganando por tanto mayor seguridad jurídica en sus transacciones.

 

 

Deja un comentario